General

Reacciones alimentarias adversas: Lo que hay que saber

Reacciones alimentarias adversas: Lo que hay que saber

¿Picor, caspa, enrojecimiento de la piel? Todo ello podría estar relacionado con la alimentación. Al igual que los humanos, nuestros perros y gatos también están sujetos a reacciones alimentarias adversas causadas por una dieta inadecuada.

El Farmina Genius, su fuente de confianza que «habla» y «entiende» con fluidez los sentimientos y deseos de sus amigos de cuatro patas. Le enseñará todo sobre las reacciones alimentarias adversas, cuáles son las señales de alarma más comunes a las que hay que prestar atención y, en definitiva, cómo reaccionar de inmediato con la ayuda experta de un veterinario y de su Consultor Genius.

¿Qué son las reacciones alimentarias adversas?

Antes de adentrarse en cómo evitar las reacciones alimentarias adversas con el consejo experto de su Consultor Genius y su Veterinario Local, podrá distinguir entre dos términos comúnmente mal concebidos que describen más las reacciones alimentarias adversas: Alergia e Intolerancia.

Una intolerancia alimentaria es una reacción adversa a un alimento que NO está relacionada con el sistema inmunitario sino con el alimento ingerido. La intolerancia puede clasificarse como:

  • Metabólico (deficiencia de algunas enzimas como la intolerancia a la lactosa)
  • Farmacológicos (algunos alimentos también pueden tener efectos, basta con pensar en el impulso que da la cafeína de tu café)
  • Tóxicos (microorganismos que producen toxinas: botulinum de bacterias y aflatoxinas de hongos, etc.)
  • Mecanismos desconocidos (también conocidos como idiosincrásicos)

Por otro lado, una alergia alimentaria se define como una reacción adversa que ESTÁ relacionada con el sistema inmunitario y NO es atribuible a ningún efecto fisiológico relacionado con el alimento ingerido y/o alguno de sus aditivos. En otras palabras, el alimento desencadena el sistema inmunitario de la mascota, que reacciona y provoca los síntomas.

Síntomas comunes

Cuando una reacción alimentaria adversa afecta directamente a su perro o gato, hay algunos patrones comunes que deben ser vigilados de cerca.

La primera señal de alarma y también la más frecuente está relacionada con los posibles síntomas cutáneos. Los signos dermatológicos más comunes, se caracterizan por un picor no estacional localizado. En las zonas centrales (axilas, ingle, cuello ventral), hocico, extremidades, pabellón auricular interno y zona perineal.

También pueden observarse algunos signos no dermatológicos. Entre los más comunes tenemos los vómitos, la diarrea, el aumento de la frecuencia de la defecación y la flatulencia.

La genética también desempeña un papel en la aparición de reacciones alimentarias adversas, ya que hay algunas razas de perros que tienen una fuerte predisposición a las reacciones alimentarias adversas, como los pastores alemanes, los West Highland White Terrier, los labradores y los Golden retriever.

En cuanto a las razas de gatos, las más propensas a desarrollar una reacción alimentaria adversa son: los gatos persa, siamés y birmano.

Prevenga o mitigue las reacciones alimentarias adversas con su consultor de Farmina Genius y su veterinario local

Si surge alguno de los síntomas comunes descritos anteriormente, los Consultores de Farmina Genius y su veterinario de confianza estarán a su lado de inmediato. Lo primero que hay que hacer cuando se busca ayuda es descargar la aplicación Farmina Genius de forma gratuita e inscribirse en el Programa de cuidado de mascotas. Dentro de la aplicación, su Consultor Genius le guiará hacia la elección de la dieta correcta mediante la creación de un plan de nutrición dinámico personalizado y luego le indicará cuándo debe ir al veterinario para una investigación más profunda.

Consejo de Farmina Genius

El diagnóstico de una reacción alimentaria adversa puede ser realizado exclusivamente por su Veterinario de confianza, mediante un sistema de diagnóstico conocido como «dieta de eliminación». La dieta de eliminación se realiza con un alimento hidrolizado (enlace a UltraHypo) hasta la desaparición de los síntomas. Una mejora de los síntomas cutáneos y/o gastrointestinales, seguida de una reanudación de los síntomas con la reintroducción del alimento anterior, debe considerarse como la confirmación diagnóstica de una reacción alimentaria adversa.

Hable con su consultor de Farmina Genius y con su veterinario de confianza para diseñar el curso de acción correcto para su perro o gato.

, su fuente de confianza que «habla» y «entiende» con fluidez los sentimientos y deseos de sus amigos de cuatro patas, le enseñará todo sobre las reacciones alimentarias adversas, cuáles son las señales de alarma más comunes a las que hay que prestar atención y, en definitiva, cómo reaccionar de inmediato con la ayuda experta de un veterinario y de su Consultor Genius.

¿Qué son las reacciones alimentarias adversas?

Antes de adentrarse en cómo evitar las reacciones alimentarias adversas con el consejo experto de su Consultor Genius y su Veterinario Local debe ser capaz de distinguir entre dos términos que describen más las reacciones alimentarias adversas: Alergia e Intolerancia.

Una intolerancia alimentaria es una reacción adversa a un alimento que NO está relacionada con el sistema inmunitario sino con el alimento ingerido. La intolerancia puede clasificarse como:

  • Metabólico (deficiencia de algunas enzimas como la intolerancia a la lactosa)
  • Farmacológicos (algunos alimentos también pueden tener efectos, basta con pensar en el impulso que da la cafeína de tu café)
  • Tóxicos (microorganismos que producen toxinas: botulinum de bacterias y aflatoxinas de hongos, etc.)
  • Mecanismos desconocidos (también conocidos como idiosincrásicos)

Por otro lado, una alergia alimentaria se define como una reacción adversa que ESTÁ relacionada con el sistema inmunitario y NO es atribuible a ningún efecto fisiológico relacionado con el alimento ingerido y/o alguno de sus aditivos. En otras palabras, el alimento desencadena el sistema inmunitario de la mascota, que reacciona y provoca los síntomas.

Síntomas comunes

Cuando una reacción alimentaria adversa afecta directamente a su perro o gato, hay algunos patrones comunes que deben ser vigilados de cerca.

La primera señal de alarma y también la más frecuente está relacionada con los posibles síntomas cutáneos. Los signos dermatológicos más comunes se caracterizan por un picor no estacional localizado en las zonas centrales (axilas, ingle, cuello ventral), hocico, extremidades, pabellón auricular interno y zona perineal.

También pueden observarse algunos signos no dermatológicos. Entre los más comunes tenemos los vómitos, la diarrea, el aumento de la frecuencia de la defecación y la flatulencia.

La genética también desempeña un papel en la aparición de reacciones alimentarias adversas, ya que hay algunas razas de perros que tienen una fuerte predisposición a las reacciones alimentarias adversas, como los pastores alemanes, los West Highland White Terrier, los labradores y los Golden retriever.

En cuanto a las razas de gatos, las más propensas a desarrollar una reacción alimentaria adversa debido a rasgos hereditarios son los gatos persa, siamés y birmano.

Prevenga o mitigue las reacciones alimentarias adversas con su consultor de Farmina Genius y su veterinario local

Si surge alguno de los síntomas comunes descritos anteriormente, los Consultores de Farmina Genius y su veterinario de confianza estarán a su lado de inmediato. Lo primero que hay que hacer cuando se busca ayuda es descargar la aplicación Farmina Genius de forma gratuita e inscribirse en el Pet Care Program. Dentro de la aplicación, su Consultor Genius le guiará hacia la elección de la dieta correcta mediante la creación de un plan de nutrición dinámico personalizado y luego le indicará cuándo debe ir al veterinario para una investigación más profunda.

Consejo del Farmina Genius

El diagnóstico de una reacción alimentaria adversa puede ser realizado exclusivamente por su Veterinario de confianza, mediante un sistema de diagnóstico conocido como «dieta de eliminación». La dieta de eliminación se realiza con un alimento hidrolizado (enlace a UltraHypo) hasta la desaparición de los síntomas. Una mejora de los síntomas cutáneos y/o gastrointestinales, seguida de una reanudación de los síntomas con la reintroducción del alimento anterior, debe considerarse como la confirmación diagnóstica de una reacción alimentaria adversa.

Hable con su consultor de Farmina Genius y con su veterinario de confianza para diseñar el curso de acción correcto para su perro o gato.